3.6.08

Desguace del domingo #21

[Clic para agrandar. Ledesma desechó una gran oportunidad - automOndo] [Clic para agrandar. El Gurí, adelante - automOndo] [Clic para agrandar. El GP Oreste Berta se definió en la técnica - automOndo] [Clic para agrandar. La vuelta de honor de Martínez - automOndo]

[TC en Paraná - 1.06.2008]

*Quinta a fondo: Lalo Ramos. El campeón 1994, con 42 años, está en la pelea por la corona en su último año de actividad (bah, la temporada pasada había dicho que era su última) y demostró que no tiene nada que envidiar a los jóvenes veloces. Un choque a la cola del Gurí cuando iba por la punta hizo que su Falcon fallara cada vez que llegaba a las 8.000 RPM, pero con experiencia supo soportar y terminar segundo. Después tuvo su premio: la victoria. Lalo no ganaba desde mayo de 1999, en Buenos Aires.

*Segunda y regulando: Juan Manuel Silva. El Pato manejó con la cabeza, no entró en roces innecesarios y se mantuvo en el pelotón de punta. La segunda posición final lo dejó firme en la punta del torneo. Difícil que se le escape.

*En reversa: Omar Martínez. Había logrado una gran victoria, pero se fue con otra desclasificación en Paraná. Después de ganar la serie, su Ford ¿no pasó por la técnica? Imagino que sí. Algunos explican que la diferencia en la relación de compresión pudo haberse hecho en la vuelta de honor, porque no aceleró lo suficiente en vacío (Alberto Juárez, Campeones) para quitar el carbón de la cámara. Yo, no lo creo. Primero porque escuché que Martínez aceleró bastante por el pasto -varias veces al corte- y porque Alejandro Solga, me confirmó lo que pensaba: acelerar tanto en vacío el motor puede modificar los elementos, como estirar una biela. Una biela más larga hace que la relación de compresión sea menor.

*Punto muerto: Christian Ledesma. Otra vez pierde una largada contra Matías Rossi y otra vez pierde todo en la primera curva. El año pasado, en La Plata, después de lograr el título, hizo lo mismo con el Gurí Martínez. Los puntos que no pudo sumar el marplantese, son los que hacen la diferencia a fin de año.

*Puso primera: Omar Tanoni. Su único y último triunfo fue en mayo de 2005, en Río Cuarto. Con el Ford que atiende su propio equipo, llegó octavo atrás de varios pilotos de escuderías pesadas. También hay que destacar a Mariano Altuna (el año pasado dejó el poderoso HAZ), que fue el mejor Chevrolet (4º), preparado por el novato Oro Racing.


2 comentarios:

Core 2 Duo 0 dijo...

Los experimentados ganan carreras pero los pendex dan el espectáculo. Las luchas Rossi-Ledesma son para alquilar balcones siempre acelerando con los dos pies y llevando las maniobras al límite, claro que arriesgan tanto que el precio que pagan suele ser alto también, pero quien nos quita el deleite de las maniobras ?
Respecto a las perreadas de motores (llamémoslo por su nombre) creo que se dejó un precedente tan malo el año pasado al no castigar duramente a Cuervo, Machete y cia. que perreamos si total a lo sumo con unos mangos de multa (migajas para lo que maneja la categoría) lo arreglamos y seguimos probando, a lo mejor para la próxima no se avivan... por ahora la categoría aguanta estas escupidas para arriba pero no se dan cuenta que estan matando a la gallina de los huevos de oro...

automOndo dijo...

Yo también celebro las grandes maniobras y los errores, porque sino sería todo muy monótono. En cuanto a lo del motor, es feo ver una carrera y que después el resultado sea otro, pero no sé si fue con mala intención. Sí creo que con multas mayores los preparadores se cuidarían más. Abrazo, Core