6.1.08

Cómo funciona el motor Ford EcoBoost

Cuando el mundo de la industria automotriz apunta al desarrollo de motores diésel o de combustibles alternativos, Ford presentará en Detroit los motores EcoBoost: nafteros de inyección directa con turbo. Resultado: mucha potencia y bajas emisiones tóxicas.


Es un motor naftero pero con inyección directa. A diferencia de los nafteros tradicionales donde la nafta entra por succión, en este motor se inyecta a alta presión. Beneficios: se inyecta la nafta justa y bajan las emisiones tóxicas. La mezcla aire-nafta también es justa y precisa, por lo que aumentan las prestaciones del impulsor y se optimiza el consumo.

El motor está complementado por un turbo, cuyo retraso en el funcionamiento (conocido como “turbo lag”) está apuntalado por la inyección directa, que logra mejores prestaciones a bajas vueltas que un motor naftero convencional. El mayor logro de Ford, fue poder eliminar las vibraciones que siempre produjeron los intentos de motores nafteros con inyección directa.

Un motor EcoBoost de seis cilindros, produce la misma potencia que uno convencional de ocho. Un EcoBoost de cuatro, igual que un convencional de seis. El EcoBoost viene con transmisión manual de seis velocidades.

El EcoBoost hará su billetera más gorda, con menos viajes a la estación de servicio, sin sacrificar potencia y encima, con menos contaminación.

Mejora 20 por ciento el consumo
Reduce 15 por ciento las emisiones contaminantes
Aumenta en forma considerable el torque.

Poné primera [siguiente post] Marcha atrás [post anterior]
Volvé a largar
[home]